martes, 6 de enero de 2015

Lithops


Nombre científico: Lithops spp.
Reino: Plantae
Familia: Aizoaceae (Aizoáceas)
Subfamilia: Ruschioideae
Género: Lithops
Origen: Sudáfrica.


Los lithops, son plantas africanas, por lo que no son cactus. Aun así se los conoce como “cactus piedra” y también como “piedras vivas”. Su nombre deriva de dos palabras en griego cuyo significado seria “parecido a las piedras”.  La primera descripción de estas plantas la hizo John William Burchell (1781-1863), en el "Catalogus geographicus" en 1815.

Estas son plantas pequeñas que no deberían de superar los  5cm de altura, si lo hacen es posible que se trate de exceso de agua o falta de luz, ambas casos son diferentes en el primero se ven hinchados y en el segundo estirados. Están adaptados para aparentar el aspecto de las piedras de su región nativa, suelen ser grises, violáceos o pardos. Poseen un tallo corto y carnoso con dos hojas opuestas separadas por una ranura de donde, en época de floración, saldrá una única flor similar a la de una margarita pero más pequeña. La flor no puede fecundarse a sí misma, pero de una misma planta se pueden conseguir semillas si esta tiene dos o más flores, fecundándose entre sí. Cuando llega el invierno la planta entra en una etapa de reposo, las hojas se irán secando y de ellas saldrá, de cada una, otras dos hojas. Durante meses la planta lleva, lentamente el agua de sus hojas a sus nuevas hojas, en este proceso la planta parece morir pero es algo natural. En su suelo nativo al secarse, se encoge y se esconde entre las piedras, para luego resurgir con la lluvia.
Esta planta la compramos en Av. Independencia, CABA, aproximadamente en enero de 2013. Floreció al poco tiempo. Pasó por su etapa de reposo y finalmente creció exitosamente duplicando sus hojas.

Estas plantas están adaptadas a la sequía y no necesitan mucho riego. En nuestro caso las dejamos siempre afuera a media sombra, y solo recibe agua de lluvia. Por la ubicación en la que nos encontramos, el invierno y el verano son muy diferentes en temperaturas y lluvias. En invierno es preferible entrarla para que no le llegue tanta agua de lluvia. Y en verano es importante protegerla del sol directo, pues se cocinan, literalmente. 

Mayo 2014



Octubre 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario